Reserva de la Sabana - ENTORNO + AID
Tipo proyecto: Concursos Cliente: CMS Área: 38 Ha mts2 Año: 2012
La propuesta Arquitectónica para los volúmenes y la ocupación de la manzana urbana, parte de un concepto básico de Fluidez Geométrica que tiene como objetivo fundamental la paramentación en grandes bloques hacia vías principales. Así mismo los centros de cada manzana y sub manzana se trabajan de forma abierta en disposición y movimiento hacia los elementos estructurantes verdes (alamedas y parques) del urbanismo general. Esto genera que todas las unidades de vivienda puedan considerarse como apartamentos con condiciones exteriores y relaciones que evitan las servidumbres visuales.

La no linealidad de la disposición de los bloques de vivienda tiene como objetivo generar visuales amables con diferentes puntos focales en donde la sorpresa de andar por el proyecto se vuelve una variable constante de la nueva ciudad de Zipaquirá. Estos recorridos siempre están acompañados de elementos estructurantes de movilidad peatonal y ciclo-rutas cuya escala está pensada desde el peatón y su relación directa con la Arquitectura.

Los bloques de vivienda están concebidos y ubicados de tal forma que la escala humana se mantiene en un grado amable, que permite que todo el mundo se sienta acogido y referenciado por medio de la interacción entre los espacios públicos interiores y exteriores de todo el proyecto. La movilidad peatonal prima por encima de la vehicular y los espacios de permanencia del interior de la manzana cobran vida al eliminar la presencia de vehículos de ellos (los vehículos se ubicaran en semisótanos ventilados cuya relación directa con los bloques de vivienda se hace a través de las circulaciones verticales de los bloques de vivienda y no a través de recorridos descubiertos por el centro de la manzana).

La seguridad de cada manzana se manejara de forma innovadora para evitar las rejas y elementos agresivos que van en contra-vía con la naturaleza básica de todo el planteamiento. Los antejardines deprimidos permitirán ventilar los semisótanos y generar barreras naturales hacia los espacios públicos vehiculares y verdes con el fin de tener una lógica homogénea en la totalidad del concepto.

Las unidades de 5 pisos de vivienda se construirán con sistemas industrializados de fácil y rápida ejecución cuyo objetivo fundamental será el de proporcionar opciones de mercado para todo tipo de habitantes y compradores. La flexibilidad en las opciones de distribución será complementada con un sistema técnico estructural que permita que al interior de las unidades se adapten varias formas de habitabilidad y necesidades de vida.

Los materiales y diseños arquitectónicos del proyecto tendrán una lógica de sostenibilidad que se complementa perfectamente con la de la propuesta urbana con el fin de tener un conjunto eficiente con el medio ambiente y lógico desde la óptica del compromiso de sostenibilidad y bioclimática.

La propuesta Arquitectónica de los equipamientos tiene como objetivo fundamental generar Volúmenes contemporáneos cuya materialidad se basara en propuestas amables con el medio ambiente. La sostenibilidad y bioclimática de las construcciones mantendrá una lógica constante con el urbanismo para así singularizar estos elementos y convertirlos en puntos de referencia en términos de presencia (visual y estética), que permitan que los habitantes de la nueva Zipaquirá tengan relaciones directas entre el espacio público circundante y los usos propuestos. Educación, Recreación, Deporte, Comercio y Cultura serán los principales factores de presencia para suplir las necesidades básicas.

La escala de estos equipamientos permitirá generar espacios públicos circundantes a ellos cuya temática se centrara en la presencia de Arte Urbano y Espacios públicos de cultura ciudadana. Plazas y parques del urbanismo general se fusionaran con los edificios singulares para así reforzar el concepto de una ciudad abierta y funcional.