Torre Bicentenario - ENTORNO + AID
Tipo proyecto: Vivienda Cliente: CMS - GMP Área: 17.470 mts2 Año: 2013
Localizada en el centro de actividad del país y de la ciudad de Bogotá, La Torre Bicentenario se emplaza en el histórico Parque de los Periodistas, en la esquina de la Carrera 4ª con calle 16, lugar privilegiado de la Ciudad, desde donde los cerros de Monserrate y Guadalupe iconos geográficos de la ciudad aparecen como un estupendo telón de fondo para el edificio, adicionalmente, el eje ambiental le ofrece una magnifica conectividad con la ciudad a través del sistema de trasporte masivo Trasmilenio y de un paseo urbano peatonal, en medio de un espacio público vivo y de calidad, precursor en la renovación urbana del sector, el cual; funciona como antesala al centro histórico de la ciudad.

De esta manera, gracias a su estratégica localización contigua al centro político, cultural y educativo del país y a su escala metropolitana, es que La Torre Bicentenario se convierte en un ambicioso proyecto que pretende ser solidario con la renovación del centro de la capital por medio de la integración de usos que llenen de actividad el lugar y de una arquitectura de vanguardia que trascienda en una edificación que sea punto de referencia para la ciudad.

El diseño de la Torre se gesta teniendo en cuenta los antecedentes arquitectónicos de la avenida Jiménez, magníficos edificios hitos de la ciudad, como lo son el Hotel Continental, la antigua Gobernación de Cundinamarca, el Edificio Camacho y el edificio de la caja agraria entre otros, construidos y diseñados en diferentes momentos de la historia de la urbe, que hablan de nuestro patrimonio arquitectónico, de los cuales se retoman algunos rasgos en cuanto a su contundente simplicidad y a su estética, que se sintetizan, en una firme composición geométrica de tipo racionalista y en un sobrio orden o disposición de los volúmenes que generan una secuencia minimalista de cuatro unidades o contenedores en altura, trabados entre sí, por un gran núcleo central, por medio del cual, se accede a los diferentes usos, ofreciendo a la ciudad una imagen sobria e imponente donde se refleja una intensión de vanguardia y modernidad entre sus líneas.

Un gran Lobby de doble altura, da acceso de manera independiente a cada uno de los 4 usos a través de 8 ascensores, simultáneamente una terraza sirve como vestíbulo y da frente a la Plazoleta Parque de los Periodistas, la cual funciona como una extensión del espacio público hacia el interior del edificio. La primera planta cuenta adicionalmente, con un patio interior que le permite al comercio tener un área de extensión al aire libre en medio de vegetación y agua conformando un ambiente de privacidad y permanecía de carácter público muy necesario y enriquecedor para la zona.

El área comercial de primer piso tiene como apoyo, una plazoleta de locales comerciales en el segundo piso y un nuevo gimnasio en el tercero, estos usos cuentan con un punto fijo exclusivo, que sirve desde los sótanos hasta el gimnasio, y su objeto es separar el flujo público del privado. En la cuarta planta, el lobby-bar privado del Hotel le da la bienvenida al huésped, acompañado de terrazas, zonas sociales y de reuniones en un hotel de 53 suites, que ocupa el programa de la torre hasta la mitad del séptimo piso. Un quiebre en medio del volumen de la fachada principal hacia al parque, evidencia un cambio de uso al interior de la torre, 33 oficinas de diferentes áreas y dos ascensores independientes ocupan la edificación hasta el piso once, adicionalmente permiten hacia el exterior el avance de la fachada y el juego de profundidades y sombras dentro del volumen enmarcado.

Posteriormente y ya casi rematando la torre, del piso doce al piso dieciséis, 40 apartamentos de una y dos alcobas se abren de manera preferencial, algunos sobre los cerros, otros hacia la candelaria, y todos gozando de panorámicas únicas de este punto de la ciudad.

Finalmente un restaurante mirador en doble altura y dos terrazas jardín al aire libre rematan la torre y permiten el acceso del público para el disfrute de la vista privilegiada hacia los cerros de la ciudad, terminando de conformar una Torre multiusos consciente del compromiso de renovación urbana con el centro de la capital y de la importancia y responsabilidad arquitectónica que nos merece la avenida Jiménez como construcción histórica y vigente de la memoria de la arquitectura de nuestro país.