Edificio Edizione 20/10 - ENTORNO + AID
Tipo proyecto: Vivienda Cliente: CMS - GMP Área: 8.454 mts2 Año: 2008
El proyecto está ubicado entre las calles 93ª y 93BIS. Dando frente hacia cada una de estas vías con una longitud de 20 metros hacia los lados cortos del lote. En el costado largo, el lote tiene una longitud de 64 metros, sobre una peatonal y una zona verde, que sirve de colchón entre el predio y la avenida NQS.

El volumen de la torre está resuelto en dos puntos fijos que se componen de un ascensor de alta capacidad y una escalera que se desarrollo bordeando el cubo del ascensor. Cada uno de estos puntos fijos reparte a tres apartamentos por piso (uno de 60M2 – una alcoba, uno de 98M2 – dos alcobas y uno de 127M2 – tres alcobas). Este esquema se repite en espejo para producir un total de seis unidades de vivienda por piso. Los dos puntos fijos recorren sin interrupciones el edificio desde el segundo sótano hasta el noveno piso de vivienda. Esto proporciona una estructura de movilidad directa e inmediata de todos los niveles o placas del proyecto.

Las unidades de vivienda que hacen parte de este proyecto, nacen de una idea contemporánea de espacios que se fugan entre si y generan sensaciones de amplitud en unidades de metrajes pequeños e intermedios. Así mismo se busca tener unidades con un alto grado de flexibilidad de transformación, la cual permite hacer que en un mismo metraje se desarrollen programas y formas de vivir diferentes. Todos los apartamentos manejan una altura libre de 2.50M la cual permite manejar espacios que se fugan hacia el exterior a partir del manejo de ventanerias piso a techo.

El proyecto parte de una premisa de diseño contemporánea en donde los elementos de composición de fachada y los materiales del proyecto juegan un papel fundamental en la generación de una imagen de alta recordación. El diseño de la fachada que da frente hacia la avenida NQS tiene un carácter predominante horizontal en donde se produce un juego de salientes (balcones o cajas de vidrio) que se ubican en diferentes puntos a lo largo de cada piso para producir una sensación de movimiento y dinámica.

Esta sensación o juego random se implementa con el fin de generar un edificio urbano que responde a la vía de alta velocidad y marca una clara diferencia con el sector de vivienda inmediato. Las fachadas cortas que dan frente a la calle 93ª y 93 bis tienen un carácter más sólido que la fachada de la NQS y sirven como marco de transición entre la intención ligera del frente occidental y la intención sólida del frente oriental del proyecto. La fachada oriental maneja un lenguaje de vanos sobre un plano sólido que marcan diferentes sensaciones de profundidad en la composición, este efecto se da como respuesta a una condición local del barrio y la ciudad.