AutoSura Cali - ENTORNO + AID
Tipo proyecto: Institucional Cliente: Escalar Suramericana Área: 3.220 mts2 Año: 2007
El edificio responde a una determinante particular, generar un edificio prototipo que pueda replicarse en las diferentes ciudades donde la compañía tiene presencia. Este debe poder construirse en menos de 6 meses, y la operación, es decir la revisión tecnomecánica, debe ser el foco de atención de los clientes, por esta razón debe ser un edificio netamente permeable y atractivo.

El proyecto está resuelto con un gran volumen de triple altura, y una doble piel que cumple dos funciones, brindar protección solar al interior del edificio y proporcionar una cámara interna de aire, dentro de ésta, el aire caliente circula y sale por la cubierta del edificio, produciendo un efecto de tiraje similar al de una chimenea. El manejo bioclimático de estos elementos logran optimizar la entrada de luz natural, ventilar naturalmente el interior, generar confort térmico adecuado y reducir las cargas del aire acondicionado, logrando así un optimo aprovechamiento de los recursos naturales, y ahorro de energía.

El volumen principal del edificio mantiene una relación visual directa con el exterior, al utilizar una celosía metálica en todo el primer piso y sobre el frente de la calle. Integrada a la propuesta arquitectónica se encuentran los espacios destinados para publicidad exterior, evitando la necesidad de utilizar avisos o vallas sobrepuestas.

En el primer piso se encuentra la sala de recepción de clientes, ubicada en una caja de vidrio en el centro de la planta, los equipos de revisiones tecnomecánicas están ubicados perimetralmente, permitiendo la relación visual directa del cliente con su vehículo y a su vez la salida directa al exterior, del ruido producido por las maquinas. En el segundo piso se encuentran las oficinas de reclamaciones de la aseguradora, y la cafetería para clientes en un espacio abierto.

El manejo volumétrico de este proyecto está dado por dos elementos importantes, una solida piel que recubre fachadas y cubiertas se posa de manera esbelta sobre un basamento ligero de celosía metálica, generando una contraposición del pesado sobre lo liviano, un manejo minimalista donde se exalta la operación de los vehículos al interior del edificio. Como una línea de producción en la que el carro pasa por varios procesos. Al interior del edificio se manejan volúmenes y planos que son intersectados por espacios lineales, franjas que envuelven la piel interior.

A la ciudad, el edificio ofrece una arquitectura permeable, generando un espacio público con abundante vegetación que a la vez le da acceso al proyecto, así mismo el edificio se abre a su entorno, y cualquier persona puede ver qué ocurre al interior, generando así una invitación a recorrerlo y conocer los procesos y servicios que se ofrecen, rompiendo con el concepto de bodegas cerradas que usualmente se tiene para este tipo de proyectos, generando una nueva tipología de edificios industriales.